noviembre 15, 2023

Cómo protegerse de la volatilidad: La importancia de la diversificación de carteras

noviembre 15, 2023

Volatilidad del Mercado
Content:

En los últimos años hemos vivido tiempos difíciles, los cuales ha generado numerosos movimientos en el mercado financiero. Algunas veces en caída, y otras en alzas. Es por ello que una manera de gestionar la volatilidad es la diversificación de la cartera.

Todos hemos escuchado alguna vez la famosa frase “no pongas todos los huevos en la misma canasta”. Si ya tienes tiempo en trading, seguramente será una frase muy familiar, y una recomendación financiera por parte de los mejores expertos.

A menudo, esta expresión se utiliza en las inversiones porque define claramente cómo es mejor administrar y gestionar nuestra cartera de acciones o activos. De hecho, muchos estudios han demostrado que una adecuada distribución de activos mejora en rendimiento de una cartera.

Esto no solo pone en relieve la importancia de la diversificación de activos, sino también lo crucial que puede ser al momento de protegernos de un cambio inesperado o, en palabras más concretas, de la volatilidad del mercado.

Así pues, a continuación, demostraremos cómo gestionar riesgos y minimizar el impacto de la volatilidad en nuestra cartera de activos, así como su importancia, y algunos consejos financieros que te ayudarán a implementar una mejor diversificación de productos. Vamos a ello.

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es la medición de la amplitud de las variaciones de precio de un valor, índice o activo, tanto hacia arriba como hacia abajo. Es una medida que nos permite conocer el riesgo del mercado. Por lo tanto, cuanto más volátil sea el precio de un activo, más riesgosa podría ser la inversión.

También resulta útil saber lo que es la volatilidad histórica, la cual se basa en la observación de variaciones de precio de un activo en el pasado. Matemáticamente, la volatilidad es igual a la desviación estándar de las variaciones diarias.

¿Qué es la diversificación de activos en una cartera?

Ahora bien, la diversificación de una cartera es el acto de realizar inversiones diferentes al mismo tiempo. Este método empleado por miles de traders ayuda a reducir el riesgo de pérdidas durante un periodo de alta volatilidad en el mercado.

Por lo tanto, cuando hablamos de la diversificación de carteras en finanzas, nos referimos la creación de una base de activos financieros que comprende activos de diferentes tipos, orígenes y sectores.

De esta forma mantendremos nuestra rentabilidad con una menor exposición a riesgos. En este sentido, ante una situación desfavorables, los comerciantes podrán protegerse contra la volatilidad ampliando su gama de activos y sectores en donde invertir su dinero.

CFD Trading

¿Cómo diversificar una cartera? ¿Cuáles son las opciones disponibles?

El objetivo de la diversificación es distribuir el riesgo entre tantos activos como sea posible para optimizar la rentabilidad de tu cartera financiera. En otras palabras, en lugar de invertir tu capital en una acción o en una sola empresa, invertir en varios tipos de activos.

De igual modo, es vital tener activos con distintos niveles de liquidez, riesgo, complejidad y duración temporal. De esta forma, nos aseguramos que en caso de caída de alguna de nuestras opciones, ésta pueda ser compensada con inversiones en otros sectores.

Veamos entonces cómo diversificar tu cartera por cada tipo de activo, y algunos tipos infalibles.

Diversificación por clase de activos

  • Acciones: se ha demostrado desde hace mucho tiempo, que las acciones son una de las principales clases de activos que ha generado mayores rendimientos a largo plazo para los inversores. Actualmente, siguen siendo igualmente rentables.

Por lo tanto, los inversores pueden tener varias acciones al mismo tiempo en esta categoría. Pero también se recomienda comprar acciones en empresas que cotizan en bolsa de valores en otras zonas geográficas para diversificar este sector, como, por ejemplo, en la bolsa de valores de Japón, Australia, Reino Unido, entre otros.

Igualmente, vale la pena invertir en empresas de diferentes sectores, como, por ejemplo, una escasez duradera de una materia prima puede afectar a todo un sector de actividad (y posiblemente favorecer a otro). Ten cuidado en seleccionar acciones que no estén correlacionados entre sí.

Otra opción es comprar fondos cotizados en bolsa (ETF) o fondos mutuos, también conocidos como fondos mutuos, que pueden contener desde unas pocas docenas hasta unos miles de valores que ofrecen una diversificación instantánea.

  • Bonos: estos representan un préstamo otorgado por un inversor a una empresa u organización, por un tiempo específico, a cambio de pagos regulares de intereses, los cuales son conocidos como cupones. Una vez que el bono se ha vencido, la empresa deberá regresar el valor de vencimiento de los bonos.

En este sentido, si tu cartera incluye tanto bonos como acciones, el aumento del valor de los bonos puede ayudarte a compensar la disminución del valor de las acciones. Sin embargo, agregar bonos a una cartera no tiene como objetivo aumentar su rendimiento, sino reducir su riesgo.

  • Criptomonedas y otros valores varios: se trata de unos los activos digitales con mayor demanda en los últimos años y con gran potencial de crecimiento. Dado este boom tecnológico y su tecnología basada en blockchain, es uno de los mejores métodos para diversificar una cartera. Igualmente, es posible invertir en el mercado inmobiliario, materias primas, mercado de divisas (el más grande y popular), entre otros.

 

 

Diversificación por sector de actividad

Además de la variedad de activos en los que invertir, también es posible diversificar tu cartera por sector del mercado. Y es que, si hay algo muy variado en la actualidad, es la variedad. Difícilmente encontraremos dos negocios idénticos. Además, cada área del mercado tiene sus propias características y funciones.

Por lo tanto, no todos los sectores sufren las mismas crisis o los mismos ciclos económico. Sin embargo, algunas veces pueden verse relacionados según las circunstancias. Es por eso que debemos mantenernos atentos y actualizados.

Así pues, puedes explorar los siguientes sectores al momento de proteger tu cartera mediante la diversificación:

  • El sector de los servicios públicos, como las compañías eléctricas o telefonía, entre otros.
  • Atención sanitaria, como las empresas farmacéuticas.
  • Bienes de consumo básico como los supermercados o las farmacias.
  • Consumo discrecional, como restaurantes.
  • Sector energético como empresas de petróleo o gas.
  • Servicios financieros como bancos o compañías de seguro.
  • Sector industrial, como fabricantes o empresas de ferrocarriles.
  • Entre otros.

Importancia de la diversificación de carteras

Como hemos visto hasta ahora, la diversificación es una aliada poderosa y esencial para los inversores. No solo nos permite reducir el riesgo de mercado, sino también ayuda a mejorar la rentabilidad de la misma para el mismo nivel de riesgo.

Sin embargo, ahora te daremos razones más específicas para que estés convencido de ello:

1.     Equilibra tu cartera

Cuando existe un alto riesgo de volatilidad, diferentes sectores del mercado pueden reaccionar de una manera diferente a la esperada. Simplemente, algunas situaciones no siempre son predecibles.

Por lo tanto, algunos sectores pueden estar sujetos a un aumento, mientras que otros a la baja. Sin embargo, otros podrían continuar estables. Es aquí cuando equilibrar la cartera con diferentes activos es importante, ya que te permitirá compensar tus pérdidas en otros sectores.

En cambio, cuando tienes una sola inversión, y muestra un rendimiento muy ajo, podrías perder todo tu dinero. Así pues, las ganancias que obtienes de las inversiones con buen rendimiento, te ayudarán a compensar las pérdidas derivadas de movimientos inversos en otros mercados.

2.     Reduce el riesgo en caso de caída del mercado

Muchas personas suelen creer que poseer al menos 5 acciones en un mismo sector del mercado representa una diversificación de cartera, pero nada más lejos de la realidad.

Lo que esto realmente significa es que está reduciendo el riesgo de tener una sola acción, ya que todas están en el mismo nicho. En cambio, si el comerciante posee acciones en diferentes sectores, entonces no corre muchos riesgos en caso de un cambio brusco del mercado.

3.     Mayor resistencia contra la inflación

Sin duda, invertimos una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en ahorrar dinero y acumular algo de riqueza, con los cuales alcanzar diferentes metas. Por lo tanto, lo menos que queremos en ver que se consuma por la inflación.

Afortunadamente, al realizar diferentes inversiones en activos, acciones, o bonos, (incluso en el sector inmobiliario) podemos proteger nuestros ahorros de la inflación. Por lo tanto, mantener una cartera variada, es un gran acierto.

4.     Aumenta tus posibilidades de rentabilidad

Una buena estrategia de diversificación también la tenemos en la posibilidad de aprovechar oportunidades con rentabilidades atractivas. De hecho, determinados productos como los seguros de vida o el crowdfunding aumentan el rendimiento de tus inversiones, pero los riesgos son mayores.

Recomendaciones para seleccionar los activos en los que invertir

Una de las tareas de todo comerciante es investigar y mantenerse actualizado con los movimientos del mercado antes de tomar posición o de hacer una predicción sobre alguna tendencia del mercado.

Ante esto, te damos una mano con algunos consejos útiles:

  • Para comprobar si las empresas en las que ha invertido o quieres invertir comprando acciones tienen una buena solvencia, no dudes en consultar sus balances de libre acceso en Internet, generalmente en la sección “inversores”. Allí encontrará todas sus deudas y capital que te permitan tomar una mejor decisión.
  • Toma la siguiente precaución: configura tus órdenes de stop loss para anticiparte a las pérdidas en tus acciones o cualquier otro tipo de producto financiero en el que hayas invertido. Es clave para una buena diversificación y para protegernos contra los movimientos negativos del mercado.
  • Recibe capacitación en línea en mercados de futuros o sobre cualquier otro sector del mercado financiero que te interese, pues esto te dará una mejor ventaja en tu desempeño al diversificar tu cartera con el mercado de divisas o los índices bursátiles, por ejemplo.
  • Por otro lado, el proceso de determinar qué combinación de activos mantener en tu cartera es una decisión muy personal. Todo dependerá en gran medida de tu nivel de tolerancia al riesgo, así como tus objetivos, presupuesto, y plan financiero. Por lo tanto, no tienes que invertir en todo tipo de activos, sino en los que consideres más conveniente como resultado de un análisis exhaustivo previo, y según las condiciones de cada sector.
  • Por último, si eres principiante o tienes poca experiencia comercial, te recomendamos obtener asesoría personalizada con un experto. Juntos podrán determinar la mejor manera de comenzar a invertir y cuáles activos podrían ser potenciales para ti. Además, te ayudará a elegir los mejores instrumentos financieros que se adapten a tu perfil y tu tolerancia al riesgo. Tampoco dejes de consultar los recursos educativos que te ofrece tu plataforma comercial o corredor.

¿Cuáles son las desventajas de la diversificación?

Aunque tiene muchas ventajas, tal como hemos visto, la diversificación también puede presentar algunos inconvenientes. De hecho, suele tener sus enemigos cuando la usamos con mucha frecuencia.

De hecho, un buen consejo lo encontramos en el famoso escritor Mark Twain, quien recomendó: “Pon todos tus huevos en una canasta y cuida la canasta”. Esto quiere decir que, es mejor invertir en unas pocas acciones, las cuales demuestren un rendimiento óptimo, a invertir en demasiados valores sin pensar.

A esto, debemos añadir que las comisiones por operación de los intermediarios podrán consumir nuestras ganancias, perjudicando con ello el rendimiento general. Por lo tanto, podemos preguntarnos ¿vale la pena invertir y mantener en X valores tanto como sea necesario?

La última desventaja es más que todo una advertencia importante: aunque intentemos protegernos contra la volatilización del mercado a través de la diversificación, no es un método infalible, pues algunas veces, ocurren estallidos repentinos en escenarios macroeconómicos que no podemos predecir de ningún modo. Aquí algunos ejemplos históricos:

  • La crisis financiera de 2008.
  • La crisis pandémica por COVID-19 de 2020.
  • El estallido de la burbuja tecnológica en el año 2000.

Palabras finales

Sin duda alguna, una cartera bien diversificada nos brinda una protección razonable contra la volatilización del mercado. Sin embargo, esta solo es útil y eficiente cuando hacemos una selección adecuada de los valores, y mantenemos su equilibrio.

Por otro lado, la diversificación puede volverse menos efectiva cuando las condiciones del mercado son extremas. Normalmente, esto ocurre ante evento imprevisto, por ejemplo, cuando hay una caída del mercado de valores o un gobierno incumple sus pagos.

Cuando esto sucede, los mercados pueden volverse ilíquidos y el valor de la mayoría de las inversiones disminuye. Finalmente, recordemos que la diversificación sigue siendo una cuestión de equilibrio, por lo tanto, es mejor no ser extremos y no volvernos algo codiciosos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Content:

Siga con nosotros:

Start Trading Now!