diciembre 14, 2023

Comercio de materias primas: Todo lo que debes saber si eres principiante

diciembre 14, 2023

Materias Primas
Content:

El comercio de materias primas puede resultar complejo para los principiantes. Cada materia prima tiene sus especificidades. Sin embargo, se deben tener en cuenta muchos factores para comprender la alta volatilidad presente en este mercado y operar con éxito.

Y es que, desde tiempos antiguos, las materias primas han jugado un papel fundamental en el mercado global, y en la actualidad siguen siendo piezas clave no solo para la economía, sino también para los inversores de todo el mundo.

Así pues, ahora exploraremos los diferentes tipos de materias primas con los que se puede operar en trading, destacando sus características, influencias en los mercados y la forma en que los traders pueden aprovechar estas oportunidades para alcanzar sus objetivos financieros.

¿Qué es el comercio de materias primas?

La economía mundial primaria se basa en la compra y venta de materias primas, por lo que no es extraño que atraiga el interés de tantos inversores. Por lo tanto, el comercio de materias primas es básicamente la compra y venta de productos básicos o recursos naturales, como oro, trigo, café, gas natural, entre otros.

En el comercio de materias primas, los inversores pueden comprar y vender estos productos en mercados especializados, con el objetivo de obtener ganancias basadas en cambios en los precios de estos productos.

Por otro lado, este sector del mercado es importante para la economía global, ya que ayuda a establecer precios, gestionar riesgos, y facilitar el suministro de materias primas a nivel mundial.

Por lo tanto, existen muchos traders principiantes que desean ingresar a este tipo de mercado, ya que es posible obtener beneficios económicos al especular sobre los movimientos de precios de estos activos, utilizando el análisis técnico y/o fundamental, así como herramientas de gestión de riesgos para tomas decisiones acertadas en sus operaciones comerciales.

¿Cómo funciona el mercado de materias primas?

El proceso de compra y venta de activos o productos básicos puede adoptar diferentes formas para su comercialización en el mercado abierto. Por lo tanto, puede negociarse al contado o mediante los contratos a futuro.

El mercado al contado implica vender y comprar bienes inmediatamente en el mercado. mientras que el mercado de futuros, por otro lado, implica la compra de bienes con la esperanza de revenderlos más tarde a un precio más alto.

Como operadores que buscan un beneficio de negocios, pero sin poseer el activo, tienen la opción de usar estrategias comerciales al predecir precios y movimientos futuros. Las transacciones físicas se realizan en el mercado de papel mediante futuros, swaps y otros instrumentos financieros.

Para ellos, los comerciantes pueden utilizar una gran variedad de métodos para rastrear los precios, incluidos programas diseñados para tales fines. Por tanto, es posible operar tanto si posees físicamente el producto, como si no, por lo que existe un enorme potencial de ganancias.

Materias Primas

Tipos de comerciantes

En el mercado de materias primas existen dos tipos de comerciales:

  • Los especuladores, los cuales no producen ni consumen los productos. Por lo tanto, no ejercen ningún impacto directo en el precio de un producto básico. Su principal objetivo es obtener ganancias al predecir el precio de un producto en particular, ya sea que crea que disminuirá o subirá con el tiempo.
  • También están los operadores de cobertura. Son aquellos que negocian los contratos a futuro para fijar los precios de su producto o servicio a largo plazo. Por lo tanto, su objetivo es garantizar que su cadena de suministro siga siendo rentable, incluso si los precios aumentan o disminuyen.

¿Cuáles son los tipos de materias primas con los que se puede operar?

Los activos básicos con los que podemos operar, van desde metales preciosos y energía hasta productos agrícolas, los cuales ofrecen a los traders oportunidades únicas para diversificar sus carteras, mitigar riesgos y buscar ganancias en los mercados.

Así pues, en este nicho de mercado, podemos negociar con estas materias primas:

  • Metales preciosos: como oro, plata, diamantes, platino y paladio. Cada metal tiene sus especificaciones y diferentes factores de influencia en la evolución de la oferta y la demanda. Además, al encontrarse en cantidades limitadas en el planeta, presentan características técnicas poco comunes que hace que sean muy valiosos con costos de producción muy altos.
  • Minerales y metales: tales como cobalto, acero, zinc, cobre, aluminio, níquel, e incluso cobre.
  • Cereales y productos alimenticios: se incluyen principalmente el trigo, el azúcar, aceite de palma, el maíz, el café, el cacao y el algodón, entre otros.
  • Comerciar con hidrocarburos: se incluyen combustibles fósiles como el petróleo, el carbón, etanol, energía eólica y solar y el gas natural.

¿Cómo se fijan los precios de las materias primas?

Es importante destacar que los precios de los productos básicos o materias primas se basan en sus características físicas y en la cantidad necesaria para satisfacer una necesidad específica. Por ejemplo, el precio del petróleo se basa en su peso, mientras que el precio del arroz se basa en su tamaño.

Otro de los aspectos que influyen en sus precios en el comercio internacional son los factores geopolíticos. Por ejemplo, las guerras recientes han provocado un aumento en los precios de los cereales. Igualmente, un aumento de la producción de petróleo, puede hacer que presente una caída en su precio a nivel mundial.

Igualmente, otros elementos pueden influir en el valor de las materias primas, como la climatología para la producción, y otros parámetros que a veces tienen un impacto directo en su obtención.

Por lo tanto, los precios de las materias primas se fijan en función de las expectativas de los participantes del mercado, que pueden basarse en precios históricos y otros factores. Además, para comerciar con estos productos, es vital tener un amplio conocimiento y mantenernos informados.

¿En qué materias primas es mejor comerciar?

Para seleccionar las materias primas que sean más rentables para ti, solo debes saber una regla esencial: ¡Invierte en los productos básicos que comprendas mejor! En última instancia, todo dependerá de tus metas y de tu plan de negocios.

Un buen consejo que suelen dar muchos traders de materias primas, es que debes diversificar tu cartera, y las materias primas agrícolas suelen ser muy beneficiosas en tu estrategia.

Además, es una excelente medida para proteger tu patrimonio de la inflación y apoyar la expansión económica. En este último caso, los productos como metales básicos pueden ser un gran aliado.

¿Cómo comenzar a operar con materias primas?

La forma más sencilla de empezar a negociar con materias primas es a través de la bolsa de materias primas en plataformas o corredores especializados. A menudo, encontramos personas que pueden brindarnos asesoría sobre la negociación de contratos a futuros de productos básicos, pero es importante saber si es confiable.

Ahora bien, si quieres saber paso a paso cómo comenzar a invertir en este mercado, checa la información que hemos recopilado en esta guía completa para principiantes:

Paso 1: aprende e investiga

Aprender los conceptos básicos: Familiarízate con los conceptos clave del trading de materias primas, como contratos de futuros, análisis de mercado, tipos de materias primas, y cómo funciona este sector del mercado y los relacionados.

Investigar y aprender: Lee libros, artículos en línea, sigue blogs especializados, y considera cursos introductorios sobre operar con materias primas. Entender los riesgos y la dinámica del mercado es esencial antes de comenzar a operar.

Paso 2: Establece las metas que quieres lograr y un plan comercial rentable y efectivo

Define tus objetivos: Determina tus objetivos financieros, ya sea obtener ganancias a corto o largo plazo, diversificar una cartera y cómo gestionar los riesgos que conlleva este tipo de negociaciones.

Elabora un plan de trading: Crea un plan que incluya tu estrategia de entrada y salida del mercado, tu tolerancia al riesgo, tamaño de las operaciones y métodos de gestión de riesgos.

Paso 3: Selecciona una plataforma para comerciar con producto básicos segura y confiable

Investiga plataformas y brókers: Busca y elige una plataforma de trading confiable y un bróker que ofrezca acceso al mercado de materias primas. Asegúrate de que sean regulados y se adapten a tus necesidades como inversor principiante.

 

Abre una cuenta de trading: Regístrate en la plataforma seleccionada, completa los requisitos necesarios y abre una cuenta de trading. Asegúrate de que tenga una buena reputación, ofrezca los protocolos necesarios de seguridad, y sus tarifas o comisiones para cada tipo de transacción.

Paso 4: Práctica con una cuenta demo para entrenar

Utiliza una cuenta demo: Antes de operar con dinero real, practica con una cuenta demo proporcionada por la plataforma que hayas elegido. Esto te permitirá familiarizarte con la plataforma y probar tus estrategias sin arriesgar tu presupuesto real.

Paso 5: Comienza a operar con dinero real

Deposita fondos: Una vez que te sientas cómodo con la cuenta demo, deposita fondos en tu cuenta de trading real. Te recomendamos depositar la cantidad mínima para comenzar, o la cantidad que está dispuesto a perder en caso de error. Recuerda que existe la volatilidad del mercado.

Inicia con pequeñas operaciones: Comienza con cantidades pequeñas de dinero real para minimizar el riesgo mientras ganas experiencia en el mercado real.

Sigue tu plan de trading: Aplica tu plan de trading, establece límites de pérdida y ganancia, y sé disciplinado en seguir tu estrategia. Seguir este paso al pie de la letra te permitirá reducir la posibilidad de que tus emociones te controlen, tomando decisiones equivocadas.

Aprende de cada operación: Analiza tus operaciones, identifica errores y mejora continuamente tu enfoque y estrategias. ¡Nunca dejamos de aprender, así que toma este camino inicial como una forma de ir adquiriendo experiencia!

Recuerda que el comercio de materias primas, así como otros sectores del mercado financiero, conlleva riesgos. Es importante operar con dinero que puedas permitirte perder y nunca arriesgar más de lo que estás dispuesto a asumir. La paciencia, la disciplina y la educación continua son clave para tener éxito en la negociación de materias primas.

¿Por qué comerciar con materias primas?

  • Equilibran tu cartera de activos ya que no suelen tener mucha relación con otros activos financieros, como el mercado de divisas, acciones, entre otros. Por ejemplo, si el valor de las acciones de una empresa cae, es posible que el de las materias primas aumente.
  • Ofrecen oportunidades potenciales en un mercado volátil. Dado que las fluctuaciones de precios es el pan de cada día de los inversores, invertir en materias primas con CFD (contratos por diferencia), te permite negociar los movimientos de los precios sin poseer el activo, aprovechando las subidas y las bajas, obtenido muy buenas ganancias.
  • Pueden protegerte de la inflación. Cuando aumenta la demanda de bienes, se necesitan más productos básicos, como productos agrícolas, por lo que aumenta su valor. Esta es una manera de generar ganancias en un aumento de precios.

Consejos para operar o invertir en materias primas

Siempre ten en cuenta los aspectos que regulan los precios de las materias primas, tales como:

  • La época del año para cada uno de los productos.
  • Condiciones climáticas.
  • El costo de producción o extracción, así como el procesamiento de la materia prima.
  • El contexto geopolítico del país en donde se encuentra el recurso que te interesa negociar.
  • La oferta y la demanda del producto.

Por otro lado, te recomendamos utilizar análisis técnico y gráficos. Utiliza estas herramientas de análisis, como promedios móviles, RSI (Índice de Fuerza Relativa), bandas de Bollinger u otros indicadores relevantes para identificar patrones y tendencias en los precios de las materias primas.

Los gráficos te ayudarán a visualizar la acción del precio y a tomar decisiones más informadas sobre cuándo entrar o salir de una operación.

Finalmente, aplica estrategias como reversión a la media, la cual se basa en la idea de que los precios de las materias primas tienden a volver a un promedio histórico o a un nivel medio después de moverse significativamente hacia arriba o hacia abajo.

Al identificar momentos en los que los precios están sobre extendidos (muy por encima o por debajo del promedio), se busca tomar posiciones que anticipen una reversión hacia ese promedio.

Palabras finales

Como podemos ver, el comercio con materias primas ofrece ventajas que generalmente no encontramos en otras áreas del mercado financiero mundial. Y es que, a diferencia de otros sectores, el comercio de productos esenciales no suele estar estancado.

Al contrario, sigue creciendo y evolucionando con cada vez más oportunidades de expansión. Finalmente, ten en cuenta que ninguna técnica es infalible y que todas conllevan riesgos, por lo que no dejes de poner en práctica lo aprendido, y gestionar tu capital de manera responsable y cautelosa.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Content:

Siga con nosotros:

Start Trading Now!