diciembre 14, 2023

Gestión de riesgos en el comercio de CFD: Aprende las mejores técnicas para operar

diciembre 14, 2023

CFD
Content:

Aprender técnicas efectivas de gestión de riesgos en el comercio de CFD puede llevar un poco de tiempo. Muchas veces, depende de las habilidades del comerciante, así como su nivel de motivación para aumentar sus conocimientos sobre este sector de negocios.

Por lo tanto, es vital adquirir primeros los conocimientos para ponerlos luego en práctica, e ir ganando cada vez más experiencia. Sin embargo, siempre viene bien tener un poco de ayuda. Es aquí, cuando podemos echarte una mano para que puedas dominar la gestión de riesgos en CFD como todo un profesional.

A continuación, encontrarás información valiosa que no encontrarás fácilmente en otros sitios de Internet sobre los CFD y las mejores técnicas para gestionar los riesgos en este tipo de negociación.

Recordemos que conlleva algunos riesgos, por lo que estar informado y actualizado con lo último, te ayudará a contrarrestar cualquier evento inesperado que ponga en riesgo tu capital. Vamos a ello.

¿Qué es la gestión de riesgos en trading?

La gestión de riesgos es un aspecto decisivo para el trading. Tu dinero es tu capital de trabajo, por lo que primero debes protegerlo y luego hacerlo crecer, especialmente en el terreno de los CFD.

El atractivo del apalancamiento financiero, que ofrece la posibilidad de manipular posiciones sustanciales con un capital inicialmente limitado, tiene una desventaja: puede aumentar no sólo las ganancias potenciales sino también las pérdidas.

Al ser un arma de doble filo, es necesario seguir un enfoque mucho más cuidadoso y bien calculado, con un plan de emergencias para esos momentos en los que el mercado puede moverse en dirección opuesta.

Por lo tanto, en CFD, así como en otros instrumentos financieros, los traders tienen a su disposición herramientas de protección, tales como órdenes de limitación de pérdidas, y otras estrategias efectivas para mantener a salvo su presupuesto.

¿Qué son los CFD?

El comercio de CFD (Contratos por diferencia) es una manera especial de negociar con activos financieros como acciones, índices, materias primas o criptomonedas sin tener que poseer el activo en sí.

Imagina que quieres comerciar con el precio de una acción, por ejemplo, de una compañía famosa como Apple. En lugar de comprar las acciones de Apple directamente, lo que harías en el comercio de CFD es llegar a un acuerdo con un bróker (persona o empresa que actúa como intermediario).

Este acuerdo te permite predecir si el precio de las acciones de Apple va a subir o bajar. Si tu análisis te indica que el precio subirá, entonces creas un “contrato” para comprar. Mientras que, si consideras que el precio de la acción bajará, entonces abres un contrato para vender.

Así pues, la diferencia entre el precio de la acción en el momento de abrir el contrato y el precio al cerrarlo determinará tus ganancias o pérdidas. Como podemos notar, se trata de una forma de apuesta por el cambio en el precio de esas acciones que no son de tu propiedad.

Por lo tanto, si tu predicción es acertada, podrás ganar dinero, pero puede perder la misma cantidad de dinero, si no aciertas en tu predicción.

En consecuencia, el máximo beneficio de comerciar con CFD, es que puedes operar en diferentes mercados financieros con un capital pequeño o mínimo, ya que solo necesitarás de una fracción del valor total del activo.

CFD Trading

¿Cómo gestionar el riesgo en el comercio de CFD? Técnicas efectivas

Ahora que ya tenemos una idea general de lo que es la gestión del riesgo en trading, y la definición sencilla de lo que son los CFD, es momento de conocer cómo gestionar el riesgo en este sector del mercado.

  1. Órdenes de stop loss para limitar pérdidas con CFD

La herramienta de gestión del riesgo por excelencia es la orden de “Stop loss”, es decir, orden de detección de pérdidas. Esta funcionalidad se utiliza para definir el nivel de pérdidas máximas para cada transacción. Una vez alcanzado, tu posición se cerrará automáticamente en el CFD.

También podemos establecer un “Take profit”, el cual es todo lo contrario al stop loss. En este sentido, significa que podrás cerrar tu posición tan pronto como alcanzas la cifra establecida para obtener las ganancias.

Por otro lado, establecer un limite de pérdidas a través del stop loss, permite a los operadores especificar el nivel de precio que desean vender automáticamente su posición si el mercado se mueve en su contra.

  1. Evita algunos de estos errores comunes

Incluso los traders más experimentados y exitosos pueden cometer algunos errores comunes que puedan comprometer el logro de sus objetivos. Aquí detallamos algunos errores que debes evitar:

  • Evita las negociaciones excesivas: desafortunadamente, algunos traders tienen la dificultad de controlar sus emociones durante esta actividad. Es por ello que se ven tentados a tomar demasiadas posiciones al mismo tiempo, con la esperanza de multiplicar sus ganancias rápidamente. Esto puede conducir a una dispersión innecesaria de esfuerzos y aumentar el riesgo en general. Lo mejor es seleccionar cuidadosamente tus posiciones y apegarte a tu plan comercial con disciplina.
  • No tener un plan claro y establecido: entrar al comercio de CFD puede ser desastroso sin un plan comercial y sin conocimientos básicos sobre su funcionamiento. Por lo tanto, te recomendamos siempre definir objetivos precisos para cada operación, así como reglas estrictas para limitar tus pérdidas. Esto te permitirá tener una visión más clara del conjunto cuando llega el momento de tomar decisiones cruciales.
  • No dejes de realizar tu análisis técnico y/o fundamental: aunque muchos traders prefieren un tipo de análisis sobre otro, no debemos ignorar por completo usar ambos tipos de análisis como complementarios. Los anuncios económicos o políticos a menudo tienen un impacto colosal en los precios, por lo que debes tenerlos en cuenta a la hora de tomar una decisión y hacer las correspondientes especulaciones.
  • Evita sucumbir a tus emociones: no cabe duda de que el trading es una actividad que puede hacernos experimentar una montaña rusa de emociones. Esto es verídico especialmente cuando el mercado se mueve a nuestro favor, o cuando es todo lo contrario. Por lo tanto, es fundamental intentar mantener la cabeza fría y no dejar que las emociones se apoderen de tus decisiones. La mejor manera de contrarrestarlas es establecer reglas estrictas y atenerse a ellas en todo momento. ¡Deben ser tu tabla de salvación en los momentos más críticos!
  • Nunca arriesgues más dinero del que estás dispuesto a perder: el comercio de CFD conlleva un cierto de nivel de riesgo inherente, por lo que puedes reducir cualquier posibilidad al gestionar sabiamente tu capital y protegerla mediante el stop loss. Si aplicas estas prácticas, podrás enfrentar los vaivenes del mercado.

Al evitar estos errores comunes, los operadores podrán fortalecer sus estrategias y aumentar sus posibilidades de éxito en el mercado de CFD. Sin duda, capacitarse continuamente, ser disciplinado y aprender de los errores del pasado son elementos clave para progresar en esta exigente, pero apasionante actividad comercial.

  1. Utiliza el apalancamiento sabiamente

En primer lugar, cuando un operador desea negociar una posición con un valor más alto que el capital en su cuenta, puede usar el apalancamiento. Por ejemplo, cuenta con unos $ 5.000 en su cuenta de CFD, pero desea comprar 200 acciones de una empresa determinada a un precio de 50 dólares por acción.

Por tanto, el importe de su posición es de 10.000 dólares. El corredor requiere un depósito de seguridad de 500 €. Por lo tanto, en relación con el valor de la posición, el apalancamiento máximo será 10. En relación con el tamaño de su cuenta, el operador trabaja con un apalancamiento de 2.

Si el valor de la posición aumenta un 5% por la cantidad de 10.000, la ganancia será del 10% en comparación con el tamaño de la cuenta y del 100% en comparación con el margen requerido de 500 USD.

Sólo una parte del capital del comerciante está bloqueada para el margen de esta posición. Por tanto, el resto del capital queda disponible para el margen de posiciones adicionales.

De este modo, el comerciante podrá comprar, por ejemplo, 100 acciones adicionales de XYZ a 50 USD. Tendrá así una posición total de 15.000, es decir, trabajará con el triple de su capital. Como podemos ver, podría suponer grandes ventajas, pero también pérdidas, por lo que indispensable utilizarlo con precaución.

En este sentido, se recomienda usar la palanca de forma muy agresiva o excesiva. Un error común, es crear tantos CFD como lo permita el tamaño de la cuenta. ¡No te dejes llevar por esta decisión!

Al hacer esto, te verás obligado a colocar tu stop demasiado cerca del precio del mercado. por lo tanto, La posición se detendrá simplemente debido a la volatilidad natural del índice y no porque el mercado se esté moviendo en la dirección equivocada.

  1. Aprende todo sobre los principios clave del trading en CFD

En el mundo de la negociación de CFD, las estrategias ganadoras son el santo grial para maximizar las ganancias. A continuación, te contamos detalles de algunos de los enfoques comprobados y que podrían ayudarte a tener mejores resultados:

  • Estrategia del seguimiento de las tendencias: esta consiste en identificar y seguir las tendencias dominantes en el mercado financiero. Los operadores utilizan indicadores técnicos como las medias móviles o el índice de fuerza relativa (RSI) para tomar posiciones.
  • La estrategia de ruptura: es una técnica en la que debemos aprovechar las rupturas significativas en niveles clave, como soporte o resistencia. Cuando se cruzan estos límites, a menudo indica un fuerte impulso en la dirección correspondiente.
  • Reversión a la media: se basa en el concepto de que los precios tienden a volver a su medida con el tiempo. Los operadores que utilizan esta esta estrategia busca movimientos excesivos de precios y toman posiciones con la esperanza de que el precio vuelva a su nivel medio.
  • Desarrolla un plan comercial: para poder diseñar un plan comercial rentable, considera lo siguiente: define tus objetivos (que sean razonables y alcanzables), mide tu tolerancia al riesgo y tu estilo de operar preferido. Desarrolla un plan que incluya estrategias de entrada y salida, reglas específicas para gestionar el riesgo en caso de necesidad, y elije las pautas para el dimensionamiento de posiciones.
  • Practica con una cuenta demo: muchas plataformas y corredores ofrecen cuentas de demostración que te permiten practicar cómodamente en el comercio de CFD, con fondos virtuales en un entorno de mercado simulado. Esto te brinda la oportunidad de familiarizarte con la plataforma comercial y probar tus estrategias comerciales sin arriesgar tu dinero real.
  • Diversifica tu cartera de CFD: los CFS te brindan el acceso a una amplia lista de mercados lo que permite distribuir tus riesgos y aprovechar las diferentes condiciones del mercado al mismo tiempo. Sin embargo, ¡recuerda que la participación no debe ser excesiva!

¿Por qué gestionar el riesgo en el comercio de CFD?

Como hemos mencionado antes, una de las principales herramientas de gestión de riesgos en este ámbito es el uso de órdenes stop-loss. Sin ella, es posible que el éxito sea un objetivo inalcanzable en el mundo de los CFD.

Gracias a esta medida, podrás limitar las pérdidas potenciales en una operación. Recuerda que, al hacerlo, podrás controlar la cantidad de capital que estás dispuesto a arriesgar en una operación en particular, protegiendo así tu capital comercial general.

Además de ello, el tamaño de la posición es otro elemento crucial de la gestión de riesgos al operar con CFD.

Te recomendamos determinar el tamaño de posición adecuado para cada operación en función de tu tolerancia al riesgo y considerar las características específicas de la operación, las cuales son esenciales para el éxito a largo plazo.

Por último, la diversificación es también una estrategia eficaz de riesgo. Distribuye tu capital entre diferentes clases de activos y mercado, para reducir el impacto de los movimientos adversos de precios en una sola posición.

Palabras finales

Alcanzar la independencia financiera con los CFD no es solo un sueño, es también un objetivo realista que podemos lograr con disciplina y aprendizaje constantes. En este viaje, operar con Contratos por Diferencia (CFD) combina flexibilidad y complejidad, pero también esfuerzo.

Sin embargo, lanzarse al mundo de los CFD sin una comprensión sólida de sus principios básicos es como navegar en mares turbulentos sin brújula. Por lo tanto, un conocimiento profundo de los CFD es esencial para establecer una estrategia de inversión sostenible. ¡No dejes de aprender siempre!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Content:

Siga con nosotros:

Start Trading Now!